ENTREVISTA a Joaquín López López, Director de ANEO, Asociación Nacional de Empresas de Aceite de Orujo

En breves líneas Joaquín, díganos que importancia tienen las orujeras en el sector oleícola.

El sector orujero es una pieza fundamental del engranaje del sector oleícola, con nuestro trabajo de valorización del orujo graso húmedo, subproducto generado por las almazaras, hacemos que el sector oleícola pueda crecer año tras año, lo que nos permite ser los líderes mundiales de producción de aceite de oliva.

Es más, sin el trabajo de las orujeras la producción del aceite de oliva crearía un problema medioambiental de increíbles dimensiones en España y principalmente en Andalucía, debido a los subproductos que genera el orujo graso húmedo, en cambio por el buen hacer de las orujeras esto no sucede. Es más, conseguimos valorizar estos subproductos obteniendo un aceite de excelente, el aceite de orujo de oliva el segundo mejor aceite vegetal sólo por detrás del aceite de oliva, y unas biomasas de gran calidad como son el hueso de aceituna y el orujillo.

Estas biomasas se utilizan tanto para la producción de energía eléctrica, en las plantas de generación, como para producción de energía calorífica en las casas y en las industrias.

Que es lo que se emite por las chimeneas de las orujeras, ¿son contaminantes esos penachos?

Los penachos provocados durante el secado de los orujos grasos húmedos están compuestos de vapor de agua. Estos penachos cada vez son de mayor tamaño porque los orujos provenientes de las almazaras llegan a la extractora con más humedad, ya estamos en valores de más del 70% de humedad. Para poder extractar el orujo graso seco este debe tener una humedad entre el 7-10 %, por tanto hay que quitar alrededor de un 60% de humedad a la masa de orujo húmedo, por este motivo al secar estos orujos se desprende gran cantidad de vapor.

¿Qué valor económico supone el sector orujero

La factura anual media del sector está en torno a 250 millones de euros, cifra global incluyendo la venta del aceite de orujo y las biomasas (hueso de aceituna y orujillo). De este total, el valor de la exportaciones de aceite de orujo de oliva en la campaña 2015/2016 fue de 194 millones de euros, nuestro sector tiene un claro carácter exportador.

Artículos relacionados

Comments

comments