Aceite de oliva virgen extra, aliado contra la diabetes

Científicos de la Universidad de Málaga integrados en el Instituto de Investigación Biomédica de la ciudad andaluza (IBIMA), en colaboración con expertos del Instituto de la Grasa (CSIC), han demostrado que el consumo diario de hidroxitirosol, un polifenol presente en el aceite de oliva virgen extra, reduce o incluso podría llegar a evitar los problemas vasculares derivados de la diabetes mellitus. La investigación se ha llevado a cabo con ratas a las que se les había inoculado esta enfermedad. El estudio, publicado en el Journal of Nutritional Biochemistry, ha probado por primera vez que la ingesta continua de hidroxitirosol en dosis bajas, de 0,5 a 2,5 miligramos, es suficiente para reducir la inflamación vascular asociada a la enfermedad.

La ingesta recomendada de hidroxitirosol supondría unas 3 cucharadas soperas en crudo de Aceite de Oliva Virgen Extra, que coincide con la cantidad diaria recomendada para este alimento. La clave es consumir esta cantidad desde que se diagnostica la patología para ayudar a detener su progresión, incluso si no padecemos ningún tipo de enfermedad, esta ingesta diaria tendrá numerosos beneficios para nuestra salud. 

Según ha destacado a Mercacei Angela A. Rivellese, profesora de Ciencias Dietéticas Aplicadas del Departamento de Medicina Clínica y Cirugía de la Universidad Federico II, el aceite de oliva virgen extra es el eje básico de la Dieta Mediterránea y ya ha demostrado ser beneficioso para otras enfermedades cardiovasculares, la presión arterial o el hígado graso.

La investigadora ha precisado que este hallazgo proviene del rigor científico que aportan las nuevas tecnologías junto con el diseño aleatorio controlado. Así, en los hogares de los pacientes se llevaron a cabo las pruebas mediante sistemas integrados de bombas de insulina y monitorización continua de glucosa, lo que permitió la traducción inmediata de los datos clínicos para la elaboración del estudio.

Es importante que tengamos en cuenta que el aceite de oliva es un complemento y no un sustituto a cualquier tratamiento que estemos llevando a cabo y siempre bajo la supervisión de nuestro médico.

Pacientes con diabetes tipo 1

En los pacientes con diabetes tipo 1 se tuvo en cuenta la combinación de los efectos de los alimentos ricos en carbohidratos y grasas para medir el tiempo y la dosis de administración de insulina prandial. La limitación de los picos de glucosa posprandial no sólo contribuirá a la prevención de las complicaciones crónicas de la diabetes, sino también a la mejora de la calidad de vida de las personas con esta enfermedad, según Angela A. Rivellese.

Asimismo, la investigadora ha explicado que los efectos beneficiosos del aceite de oliva virgen extra observados en este estudio podrían estar relacionados, además de con su contenido en grasa monoinsaturada, con otros compuestos bioactivos como los polifenoles, sustancias con alto poder antioxidante.

AOVE ROYAL OLEICOLA JAÉN

“Por otro lado, no hay que olvidar que el aceite de oliva virgen extra es una grasa y, por lo tanto, es rica en calorías. Por ello, la cantidad utilizada, tanto en las personas con diabetes y como en la población en general, siempre debe ser evaluada en el consumo total de calorías. Sin embargo, esta nueva información sobre el aceite de oliva virgen extra, además de por sus efectos beneficiosos para la salud, podría ser una motivación más para impulsar su consumo en todo el mundo”, ha remarcado.

Comments

comments