La UNESCO declara la Dieta Mediterránea Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

“La dieta mediterránea no comprende solamente la alimentación, ya que es un elemento cultural que propicia la interacción social.” Según señala la UNESCO, por ello el aceite de oliva ha sido reconocido por la UNESCO
 
 
La dieta mediterránea ha sido declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. El pasado 16 de noviembre, en Nairobi (Kenia), el Comité intergubernamental de la UNESCO para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial acordó inscribir la Dieta Mediterránea en la lista representativa del patrimonio cultural de la humanidad. La iniciativa de presentar la candidatura de la Dieta Mediterránea surgió en España y fue elaborada gracias a la colaboración entre la Fundación Dieta Mediterránea y la Administración del Estado. En 2003 fue presentada conjuntamente por España, Grecia, Italia y Marruecos. Ver vídeo candidatura.
 
…es una filosofía de vida basada en una forma de alimentarnos, de cocinar los alimentos, de compartirlos, de disfrutar de nuestro entorno y nuestro paisaje, de vivir y de relacionarnos con el medio, de generar arte y cultura, historia y tradiciones vinculados a nuestros alimentos emblemáticos y a su origen.
 
…es el fruto de las relaciones interculturales de las comunidades que conforman nuestra historia. Es el elemento común y parte esencial de nuestro patrimonio cultural inmaterial.
 
…es un estilo de vida común a todos los pueblos de la cuenca mediterránea. Paisajes, cultivos, mercados, celebraciones, tertulias, vida al aire libre… Los mediterráneos no nos sentamos a la mesa para comer, sino para comer juntos y disfrutar de la compañía de amigos y familia. Una herencia milenaria que debemos seguir transmitiendo alas generaciones futuras”.
 
 
El aceite de oliva es el pilar de la Dieta Mediterránea. Ésta se caracteriza por la abundancia de alimentos de origen vegetal, como el pan, la pasta, el arroz, las verduras, las hortalizas, las legumbres o las frutas y frutos secos. Así como un consumo moderado de pescado, marisco, aves de corral, productos lácteos (yogur, quesos) y huevos. El consumo de pequeñas cantidades de carnes rojas y aportes diarios de vino consumidos con moderación, generalmente durante las comidas. 
 
 
 

Comments

comments

Abrir chat
¡Hola! Soy Lidia,
¿En qué puedo ayudarte?