Una cosecha media en España y la caída de la producción en el resto de la cuenca mediterránea han elevado los precios del aceite de oliva al inicio de campaña. La demanda mundial de aceite se mantiene o crece y los principales competidores tienen mucha menos cosecha, lo que ha llevado a incrementar las salidas de aceite español en el primer de campaña. Según los datos de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), en el mes de noviembre las salidas se han incrementado alcanzando un total de 116.000 toneladas de aceite, una cifra que se sitúa como la segunda mejor de las últimas cinco campañas oleícolas.

En concreto, desde finales de noviembre de 2016 hasta los primeros días del año 2017 el precio se sitúa alrededor de 3,40 euros por kilogramo aprox, dependiendo de las calidades, según el Sistema de Información de Precios en Origen del Aceite de Oliva Red Pool, lo que supone un aumento del diez por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.  Si comparamos este precio con el valor máximo de la tercera semana de agosto 2015 (4,23 euros por kilo) presenta una disminución del 20 por ciento menos.

Como ya hemos comentado el precio de aceite que tenemos en estos momentos es debido a una corta producción de aceite de oliva en España pero también tiene mucho que ver, la gran difusión del aceite de oliva a nivel mundial y los numerosos estudios médicos que avalan el consumo diario como beneficioso para la salud.

Así pues cabe hablar de estabilidad y de fortaleza de los precios. En la última década los precios medios máximos estaban entre los 2,55 euros por kilo en los meses de cotización más alta (suelen ser noviembre y febrero) y los 2,35 en primavera y comienzo del verano. En dos años de la última década los precios medios estuvieron por debajo de los dos euros por kilo (un año se tocó suelo con 1,79). Sólo en dos años las cotizaciones llegaron a estar a más de cuatro euros el kilo.

Andalucía se consolida como líder mundial en comercialización de aceite de oliva de enero a diciembre de 2016 al exportar el 75% del aceite de oliva español, es decir, dos cada tres euros, y registrar un crecimiento de las exportaciones de un 19,8% respecto al mismo período del año anterior, según datos de Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior, entidad dependiente de la Consejería de Economía y Conocimiento.

Entre los factores positivos para el sector oleícola, destaca que la demanda interna resiste frente a la competencia de otros aceites comestibles y, de hecho, el oliva absorbe dos tercios de todo el aceite vendido en el país, con un consumo per cápita que se sitúa en los 8,56 litros por persona y año.

En Oleícola Jaén, estamos comprometidos a pagar a cada uno de nuestros agricultores la calidad de la aceituna depositada en nuestra almazara, distinguiendo calidades entre los frutos obtenidos directamente del árbol (vuelo) de los que se han recogido del suelo. Llegamos así a una primera selección de las aceitunas que va a repercutir directamente en la calidad del aceite obtenido, y por ello, influye en el precio que se pagará por dicha aceituna.

 

Comments

comments