El día 4 de febrero fue instaurado en el año 2000 como Día Mundial del Cáncer con el objetivo de aumentar la concienciación y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad. En Oleícola Jaén queremos sumarnos a esta lucha abogando por una dieta sana, que como se explica a continuación, contribuye a prevenir el cáncer y a reducir el riesgo de recurrencia de una segunda neoplasia.

El cáncer es, junto con las enfermedades cardiovasculares, la primera causa de muerte en nuestro país. Se trata de la enfermedad con mayor impacto socioeconómico por las secuelas que causa y el elevado coste de los tratamientos.

La edad es la causa más frecuente de cáncer por un cúmulo de mutaciones celulares inducidas principalmente por carcinógenos ambientales. Por ello, con el envejecimiento de la población, su incidencia aumenta. Al mismo tiempo, los tratamientos son cada vez más eficaces, e incluso en estadios avanzados es posible la curación. 

Dieta mediterránea: propiedades antitumorales

El mejor modelo de dieta saludable y antitumoral es la dieta mediterránea.

Esta dieta, propia del sur de Europa, ha demostrado un efecto protector frente al cáncer gracias a cinco características principales:

• Elaboración con productos frescos de la tierra (productos ecológicos).

• Bajo consumo de grasas de origen animal (manteca) y de carne o embutidos.

• Elevado consumo, mínimo tres veces a la semana, de pescado azul, rico en grasas insaturadas y en omega 3: salmón, atún, sardina, bocarte, trucha, bacalao, caballa.

• Alto consumo (3 cucharadas al día) de aceite de oliva virgen extra crudo. En ayunas, por la mañana, para favorecer el tránsito intestinal en las personas estreñidas. Como aliño de ensaladas y verduras cocidas, para favorecer la absorción de nutrientes.

• Cinco raciones al día de frutas y vegetales frescos (de nuestra tierra) y de pan y cereales.

 

Aceite de oliva y cáncer

Una alimentación que incluya aceite de oliva virgen extra puede reducir el desarrollo de tumores de próstata, colon e intestino entre un 8% y un 10%, y hasta un 15% en el caso del cáncer de mama, mientras que la aplicación de medidas de diagnóstico precoz «sólo» disminuye la incidencia de la enfermedad un 3%.

El aceite de oliva contiene un ácido graso, el ácido oleico (omega 9), que disminuye los niveles de expresión de un oncogén llamado HER2/neu. Altos niveles de expresión de HER2/neu están presentes en la quinta parte de las pacientes con cáncer de mama e índica agresividad. 

Además, el ácido oleico aumenta la eficacia del trastuzumab (Herceptin), un tratamiento con anticuerpos monoclonales que tiene como blanco el gen HER2/neu. También incrementa el efecto de otro fármaco ampliamente usado en el cáncer de mama y ovario: el paclitaxel. 

El ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA es 100% zumo de aceituna con excelentes características de sabor y aroma. Además, el AOVE conserva todas sus cualidades, propiedades y vitaminas, por lo que resulta más completo que cualquier otro.

En Oleícola Jaén disponemos de cuatro variedades de Aceite de Oliva Virgen Extra que contienen gran cantidad de sustancias anticáncer y polifenoles; ecológico, picual, arbequina y frantoio. Cuatro variedades que aportaran sabores, matices y aromas a los platos, además de contribuir a mejorar nuestra salud. 

 

 

Fuentes. 

Doctora Odile Fernández. “Aceite de oliva previene el cáncer” El correo del Sol

Informe del instituto Omega-3 Aceite de oliva virgen: nuestro patrimonio alimentario

Enlace: www.oncosaludable.es

AECC (Asociación Española Contra el Cáncer)

Chlebowski RT. Nutrition and physical activity influence on breast cancer incidence and outcome. Breast. 2013; 22 (Suppl 2): S30-S37.

 
 

Source: OLEICOLA ANTIGUO