El Día Internacional de la Mujer es una fecha que se celebra en muchos países del mundo. Cuando las mujeres de todos los continentes, a menudo separadas por fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, se unen para celebrar su día, pueden contemplar una tradición de no menos de noventa años de lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.

En la historia del olivar no hay que olvidar el papel de la mujer. Desde hace miles de años ha sido un sector en el que la mujer ha tenido una gran importancia, quizás sin ellas mismas ser conscientes de ello. Se trabajaba más horas que ahora; horas de recogida de frutos, transporte, pesaje… sin olvidar su propias labores del cuidado de sus hijos y demás obligaciones tales como cuidado del ganado, muy común en los cortijos andaluces. Su trabajo en el tajo era principalmente de recogida de las aceitunas que quedaban en el suelo y la criba de las mismas. Su figura era muy importante siendo casi la mitad de la cuadrilla compuesta por mujeres.

Por su puesto la mecanización no era la de ahora y la rapidez con la que el fruto lo recogían tampoco, pero la presión en los tajos en los días de hoy para reducir costes tampoco se puede comparar.

Afortunadamente el papel de la mujer en la sociedad cada vez es más representativo en todos los sectores y en el mundo del AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) por supuesto también.

Hace unos años era difícil encontrar mujeres en puestos de trabajo en las Almazaras tales como en la recepción del fruto en máquinas de limpieza, cuerpos de fábrica, envasadora, cuerpos directivos de responsabilidad… pero ahora y desde hace unos años la mujer está más preparada para desarrollar cualquier puesto y su constancia, dedicación y sentido de la responsabilidad la lleva a alcanzar cualquier reto en este precioso mundo del olivar y aceite.

No se puede olvidar tampoco de cientos de mujeres muy relacionadas con la producción y la fabricación de este gran patrimonio que tenemos en la Provincia de Jaén, que hacen que su labor sea fundamental, como grandes químicas, biólogas, profesoras, catadoras de aceites, diseñadoras, blogueras, periodistas, cocineras… todas ellas apasionadas por este mundo “que engancha”, y que hacen una labor de formación y divulgación de las cualidades y diversidad de nuestros AOVEs muy necesaria para llevar esta cultura a todas partes del mundo.


Mi enhorabuena a todas y porque siendo hombres o mujeres, queda un mundo que conquistar con nuestro ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA.

Las de antes, las de ahora, todas trabajadoras, contribuimos en un sector que nos enamora.


¡FELIZ DÍA DE LA MUJER!

 

Carmen Morillo directora AOVE Oleícola jaÉN MUJERES OLIVAR

Source: OLEICOLA ANTIGUO